Zoológico

Desde el año 1998 se inicio esta gran aventura de albergar animales silvestres en las instalaciones del CED “El Buen Pastor”.

Todo empezó con un Águila que llego al Colegio donado por un padre de familia, luego le siguió un loro farinosa y después se sumó una tortuga terrestre y un Monito Fraile.

Al ver que estos animales necesitaban cuidados especiales y que había muchos más que no tenían la oportunidad de tener una manutención adecuada en cautiverio es que el reverendo Pedro Martínez Díaz tuvo la idea de crear un Zoocridero, pues pensó que por ser una institución educativa se encontraban en la obligación de inculcar y difundir en los niños el amor y respeto hacia las diferentes especies que habitan este mundo junto con nosotros. Además de dar un albergue a tantas especies de nuestra fauna que son rescatadas del tráfico ilegal.

Es así que el 28 de setiembre del año 1999, el colegio “El Buen Pastor” solicita  a INRENA, por intermedio del reverendo Pedro Martínez Díaz, los requisitos necesarios para realizar el Proyecto de Instalación del Zoocriadero, con el fin de mantener y proteger a los animales silvestres, contribuir a su conservación y reproducción, así como fomentar una interacción entre el hombre y su ecosistema.

Sin embargo el 13 de julio del 2001 se realizó una modificación, solicitando la autorización de INRENA para el funcionamiento como zoológico en lugar de zoocriadero, debido a que los animales se mantendrían con fines educativos, científicos y recreativos, y no para comercialización.

El 04 de diciembre del 2001, se logra la autorización de INRENA para hacer posible la apertura del zoológico “El Buen Pastor”.

Durante estos años el Zoológico ha sufrido muchas modificaciones en su infraestructura para poder dar mejores albergues a los animales que nos acompañan y poder recibir cómodamente a los visitantes.

Actualmente estamos trabajando en Proyectos de Rehabilitación de Fauna Silvestre Rescatada y Educación Ambiental.